Login

La empresa para las empresas noviembre 6, 2018 9 min.

Raúl Beyruti llegó de Puebla a la Ciudad de México con dos objetivos claros: estudiar contaduría y conseguir trabajo. Y no solo los consiguió, sino que a lo largo de los años logró crear la firma de administración integral de capital humano más importante en México, y conformar uno de los grupos de negocios más diversificados y exitosos. El portafolio de servicios de GINgroup va desde la administración de nómina de empresas y beneficios para empleados, hasta la gestión de viajes empresariales, operación de restaurantes y hospitales.

Alto Nivel platicó con este empresario mexicano para conocer más sobre su exitosa estrategia de diversificación y sus planes futuros.

AN Mantener un negocio con crecimiento de dos dígitos, cuando el país apenas crecerá 2.1% este año, sin duda es una tarea titánica. ¿Cómo se logra eso?

Teniendo contentos y satisfechos a todos nuestros clientes. Todavía nos falta cerrar el último cuatrimestre, pero nuestro desempeño al 31 de agosto nos da una idea de cómo vamos a cerrar este año: habíamos pronosticado un crecimiento de 25%, pero creo que será de 28%. El año pasado facturamos 25,500 millones de pesos (mdp) en el negocio de capital humano y creo que este año llegaremos a 31,500 mdp. En las filiales, que son todos los negocios que están alrededor, creo que cerraremos en 3,000 mdp. En total facturaremos alrededor de 36,000 mdp y administraremos 180,000 empleados; hoy administramos 162,000.

La plantilla de GINgroup se conforma de 9,000 empleados: 3,000 que colaboran en el negocio de capital humano, 2,000 en nuestros restaurantes y el resto en nuestros clubes deportivos, hospitales, la empresa de aseguradoras, la de organización de eventos y el grupo de medios. Imprimimos 500,000 ejemplares al mes con nuestras distintas publicaciones, que ya suman cerca de 20. Tenemos muchísimas actividades. Incluso operamos una universidad.

Estos números, sin duda, son importantes para el grupo en México, pero también para darnos a conocer a nivel internacional. Recientemente firmamos una alianza estratégica con Adolfo Domínguez para acelerar su expansión por Latinoamérica y Estados Unidos. Este año cerraremos con 23 tiendas Adolfo Domínguez en México y pronto estaremos en Colombia, Chile y Honduras.

Aunque nuestro negocio de capital humano es la operación más importante del grupo, hemos ido explorando y creando otras alternativas.

AN ¿En qué momento decide diversificarse?

Prácticamente al iniciar. Hace 20 años que comenzamos a enfocarnos en el capital humano. Esta actividad no estaba bien atendida; por ejemplo, había pocos abogados especializados en capital humano y pocos profesionales de Recursos Humanos. Con el afán de recaudar impuestos por concepto de seguro social, Infonavit, etcétera, las autoridades presionaban y ahogaban a los empresarios. Recuerdo que si una compañía no pagaba sus impuestos para el 17 del mes, al otro día se les embargaba el negocio. Entonces decidí apoyar a los empresarios, administrando yo a su personal.

Aunque trabajaran para ellos, los empleados serían míos, así que ellos estarían libres de esas cargas y estarían tranquilos. Y como yo quería mantener contentos a mis clientes, empezamos a crear elementos de identidad y satisfacción para los empleados, a favor de los clientes.

Empezamos a ofrecer una póliza de gastos médicos menores, luego servicios funerarios y después establecimos acuerdos con clínicas para dar a los empleados atención médica gratuita. Más tarde siguieron clínicas dentales, hospitales y médicos, y así empecé a ver todo este panorama. Podíamos ofrecerle al colaborador muchísimas cosas que en ese momento no tenía y que iba a mejorar su calidad de vida.

AN A mediados de este año compraron el 46% de Grupo Mundo Ejecutivo y la revista de asesoría jurídica y fiscal IDC, y también lanzaron su propia publicación Universo Capital Humano y su periódico digital El Incluyente. ¿Qué sigue para ustedes en el negocio de medios de comunicación?

Queremos crecer nuestro canal de televisión, GINTV, el cual lanzamos en enero de este año. Nuestro enfoque será el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. Es el mismo enfoque del sitio que, junto con El Economista, Mundo Ejecutivo e IDC, estamos desarrollando para atender a este sector. Hay muchísimas empresas, pequeñas y medianas, que no cristalizan porque no tienen estructura, conocimientos ni apoyos. A través de este sitio queremos darles todo el asesoramiento y las facilidades para que puedan llevar con éxito sus negocios.

AN El negocio de administración de capital es donde está puesta toda su atención.

Ahí es donde invertimos constantemente en desarrollo de aplicaciones, nuevos conceptos y programas. Acabamos de lanzar la aplicación midoctor.com, para que los empleados de GINgroup tengan acceso a consultas médicas en línea. La aplicación es parte del programa de beneficios para empleados GINxti, el cual incluye dos consultas gratuitas al año. El resto de las consultas no tienen un precio mayor a 350 pesos y las recetas médicas se surten a través de nuestras farmacias asociadas, que ofrecen precios accesibles y descuentos a los colaboradores. El pago de todo este servicio se hace a través de la nómina y eso le facilita la vida a la gente.

Ahora estamos desarrollando una especie de cajero automático, con la aplicación, para que los colaboradores puedan checarse la glucosa, la presión arterial y otros signos vitales, para que puedan actuar de manera inmediata en caso de ser necesario.

AN ¿Cuánto invierte el grupo en estos desarrollos enfocados al factor humano?

Alrededor del 10% de la facturación, y eso incluye la inversión en capacitación. Hemos desarrollado cosas realmente novedosas que nos han dejado resultados positivos y, por eso, hace como cinco años creamos FundaciónGIN. A través de ella, los colaboradores de GINgroup pueden estudiar una carrera profesional, incluso una maestría o un doctorado, sin costo. Hoy en día hemos graduado a ocho colaboradores del doctorado, 70 de maestría y 300 de licenciatura. Y toda esa gente, que ahora está más preparada, tiene la posibilidad de ganar más e incrementar su calidad de vida.

En marzo también lanzamos el programa Desterrando la Ignorancia, para que los empleados directos de GINgroup puedan terminar la primaria, secundaria o preparatoria; 175 personas del grupo ya terminaron estos tres niveles de educación, gracias al programa.

AN Me queda claro que usted es un hombre que cree en la reinversión de utilidades. ¿En qué nuevos negocios está pensando, para complementar sus servicios?

En un banco. Queremos arrancar en dos años. Su cliente principal será GINgroup y sus colaboradores. Al principio tendremos que establecer alianzas para tener presencia en toda la República. Hace poco nos aliamos con Santander y Banco Azteca, para que puedan controlar algunas de nuestras cuentas y emitir tarjetas de nómina, con los logotipos y la identidad de GINgroup. El propósito es que los colaboradores reciban ahí su nómina, sí, pero también valores agregados que ambos bancos nos están brindando y que nosotros trasladaremos al colaborador.

En un futuro cercano, la idea es que todos nuestros clientes puedan ofrecer sus productos y servicios a los 162,000 empleados que hoy administramos, propios y de terceros, y a sus familias. Estamos hablando de un mercado de 2 o 3 millones de personas. Espero que antes de que termine 2019 tengamos buenos resultados en este rubro.

Y, por último, queremos que durante el tiempo que esté en sus cuentas, las nóminas de los colaboradores generen aunque sea un poco de interés. En eso estamos trabajando.

AN ¿Cuáles son los grandes retos que hoy enfrenta GINgroup? Muchas empresas que se dedican a este negocio han creado una imagen muy negativa de los servicios de outsourcing.

Sí, es un gran reto y estamos trabajando en ello. Hay empresas buenas, malas y muy malas en el negocio de tercerización y, por desgracia, las malas deterioran nuestra imagen. Para cambiar esta per-cepción, nosotros formamos parte de un comité, determinado por Secretaría de Economía, para crear la norma que deben acatar las empresas de terce-rización y subcontratación. Una vez que la norma sea evaluada y publicada, entrará en vigor. Un organismo independiente certificará las empresas de tercerización que cumplan con los requisitos de cali-dad en el servicio, con sus pagos de impuestos y con los requisitos contables, financieros y operativos. Los clientes solo deberán considerar las empresas que estén certificadas.

Por otro lado, con el apoyo del PRD, presentamos una iniciativa en la Cámara de Diputados para modificar la Ley Federal del Trabajo y poder regular, de manera obligatoria, las empresas de tercerización. Porque la norma no va a ser obligatoria; será voluntaria, pero la ley sí es obligatoria.

AN GINgroup es una empresa familiar. ¿Ha pensado en salir a Bolsa?

No con el negocio de capital humano, sino con toda la infraestructura que he creado alrededor: hospitales, clubes deportivos, restaurantes. En restaurantes traemos un programa muy ambicioso. Hemos concretado alianzas con marcas estadounidenses y hace unas semanas inauguramos nuestro primer restaurante STK, en Polanco. Estamos explorando la posibilidad de abrir tres más: Monterrey, Guadalajara y otro más en Ciudad de México.

Todos serán nuestros, pero operados a través de la franquicia concedida por la marca. Antes de que termine el año, también abriremos tres o cuatro restaurantes de otra marca estadounidense, Umami, la cual ya opera en Tokio, Arabia y algunos países de Europa. A través de GINgroup, esta marca quiere abrir 30 restaurantes en seis años.

También firmamos con los restaurantes Katsuya y Fogo de Chao. Nuestro crecimiento en el sector restaurantero nos permitirá crecer nuestra plantilla laboral en 50%.

AN ¿Hay algún objetivo que Raúl Beyruti se haya propuesto en la vida y que no ha logrado todavía?

Sí, muchos. Por ejemplo, que el 100% de mi gente tenga un nivel académico de licenciatura. En la última estadística que obtuvimos hasta julio, 75% tiene la licenciatura. Aunque pocas empresas tienen un porcentaje tan alto de profesionalización, yo quiero que todos nuestros colaboradores tengan este nivel.

Mi sueño es que los 162,000 empleados de GINgroup tengan un examen médico anual, a través de la aplicación, sin que le cueste al empleado ni a la empresa para la que trabaja. Con esto queremos lograr dos cosas: conocer con certeza el estado de salud de la gente, para prevenir enfermedades o atender a quien ya esté enfermo, y que las empresas puedan prepararse con anticipación para una posible contingencia.

Nuestro propósito es que más mexicanos estén mejor preparados para que no se vayan a la economía informal o a la delincuencia, y que México sea un país más competitivo.

Más artículos

Leer

HERSHEY’S: El próximo CEO puede ser mexicano 3 min.

Leer

Carlos Elizondo: 2019 no será un buen año 3 min.

Leer

Cautela, más no tendencia a la baja 2 min.

Leer

2019: Un año retador para México 2 min.

Leer

Apuesta por la estabilidad fiscal 5 min.

Nuestras Marcas